Diferencia entre las Enfermedades Crónicas y Agudas

La diferencia entre las enfermedades crónicas y agudas está exclusivamente en la duración en el tiempo. Lo primero es no alarmarte, entender qué te pasa y actuar con decisión.

En cualquier caso, la medicina integrativa tiene un tratamiento integral y natural para que recuperes tu salud. 

Agudo o crónico son términos que hacen referencia exclusiva al tiempo de evolución y la duración.
Lo agudo es aquello que aparece en cuestión de horas y desaparece en dias.
Crónico es todo aquello que se mantiene en el tiempo, meses o años.
Ninguno de los dos términos hace referencia a la gravedad de la situación. Esto es otra cosa y es aquí donde las personas tienden a equivocarse, no es mas grave algo crónico o agudo, esto depende de la intensidad del cuadro.
A efectos prácticos podemos dividir la gravedad o intensidad en 3: leve, moderado o severo. Es decir que puedo tener una enfermedad aguda leve o severa, al igual que una enfermedad crónica, moderada por ejemplo.

Qué es la enfermedad aguda

Es aquella que se presenta de forma súbita, que se desarrolla rápidamente, en poco tiempo y que se resuelve de la misma manera.
Tenemos ejemplos de enfermedades agudas leves, es decir, que no son peligrosas: catarro, inflamación leve tras un golpe, uno o dos episodios de diarrea.
Y por otro lado enfermedades agudas que pueden ser muy peligrosas para la persona e incluso pueden llevar a la muerte: Un infarto del miocardio o una meningitis.
Y por ultimo enfermedades agudas que pueden pasar de no ser peligrosas a muy peligrosas para la salud o la vida pasando de leve a severa. Por ejemplo una gastroenteritis en la que hay vómito y diarrea un par de días y con algo de reposo y líquidos se soluciona. O puede ser una gastroenteritis severa que lleve al colapso y que el paciente fallece por deshidratación y otras complicaciones.
Todos estos ejemplos tienen en común que son situaciones que comienzan en pocas horas y se resuelven en pocos días.
La resolución es la curación del enfermo o en algunos casos la muerte. O dejar algunas secuelas cuando el cuadro agudo se soluciona.
Por ejemplo una meningitis es una inflamación de las membranas del cerebro, es un cuadro que comienza con fiebre, dolor de cabeza y según la severidad puede llevar a complicaciones severas e incluso a la muerte. Si es leve, el paciente se recupera y no deja secuelas, si es grave, puede dejar un daño que permanece en el tiempo o puede llevar a la muerte.
Lo mismo pasa con un infarto.

Qué es la enfermedad crónica

Tal como te expliqué en la introducción, la expresión crónica en medicina hace referencia a afecciones que se van desarrollando lentamente y que se mantienen a lo largo del tiempo.

Un ejemplo es la artrosis. Es una enfermedad que va afectando las articulaciones de forma progresiva y se mantiene durante mucho tiempo, años.

Este cuadro de artrosis puede ser leve, el paciente siente dolor o tumefacción de una o varias articulaciones pero sigue con su vida sin grandes dificultades. Pero puede llegar a ser severo, cuando el cuadro compromete a las articulaciones de forma importante y limita la movilidad, genera mucho dolor y produce una incapacidad en sus articulaciones.

La condición de crónico en estos casos siempre hace referencia a que lleva meses o años en el paciente.

Enfermedades Agudas y Crónicas

En algunas ocasiones una patología puede pasar de crónica a aguda.

Por ejemplo, una persona padece de tensión arterial alta durante años, es decir que tiene hipertensión arterial de carácter crónico y puede estar bien controlada, pero en un momento dado, por circunstancias diversas puede presentar una agudización de su afección. Una crisis hipertensiva, que en cuestión de horas o quizás días, se resuelve. Es decir que tiene una patología crónica de base y en un momento dado se agudiza.

Si se soluciona adecuadamente significa que la agudización se controló y el paciente vuelve a su estado habitual. Regresa a la condición de enfermedad crónica. Es decir una hipertensión controlada con los medicamentos y medidas adecuadas.

La otra posibilidad es que los síntomas hayan sido tan intensos que la salud del paciente se complica tanto que muere.

En ambos casos, la situación aguda se soluciona en cuestión de días. Ya sea con volver a la cronicidad o con la muerte.

La buena noticia es que la medicina integrativa te ofrece soluciones:

Sin importar si tu situación es aguda o crónica o la intensidad del cuadro es leve, moderado o severo, la medicina integrativa cuenta con herramientas que te ofrecen una respuesta rápida, certera y resolutiva, sin efectos secundarios.

Ya sean situaciones físicas, mentales, emocionales, nutricionales, tendrás una visión amplia tanto para tu diagnóstico como para el tratamiento.

Por ejemplo,  un cuadro de lumbago puede mejorar totalmente al poner unas agujas en los puntos exactos de tu oreja o de acupuntura y a su vez dando los nutrientes adecuados para recuperar la articulación, acompañando con ejercicios personalizados, ajustando tus hábitos y rutinas.

Es decir que con el enfoque de la Medicina Integrativa trabajamos en todos los ámbitos necesarios para que con tratamientos naturales  vuelvas a encontrar tu salud.

De la misma manera ante un cuadro de diabetes, gota u otra enfermedad metabólica, el enfoque múltiple incluyendo los 3 pilares fundamentales Nutrición, actividad física y gestión emocional, serán la clave de tu recuperación.

About the autor:

Médico. Médico Homeópata y especialista en Nutrición Celular.

Deje su comentario

Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Carlos Augusto Morales Martín, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en Avenida Soledad Vega Ortiz 149 2ºB - 10450 Jarandilla de la Vera - Cáceres, España.

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Carlos Augusto Morales Martín con la finalidad de atender mi solicitud. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.